Menu

El castillo de Ariza, ubicado en un lugar estratégico, frontera entre Aragón y Castilla, se alza sobre una elevada cresta de roca arenisca que domina la llanura y la población. De planta muy irregular, y estructurada en varios recintos concéntricos, tenía una superficie de 5.000 metros

El castillo de Ariza, ubicado en un lugar estratégico, frontera entre Aragón y Castilla, se alza sobre una elevada cresta de roca arenisca que domina la llanura y la población.

De planta muy irregular, y estructurada en varios recintos concéntricos, tenía una superficie de 5.000 metros cuadrados.

El castillo es de grandes dimensiones, pero su estado es muy ruinoso, y solo quedan algunos lienzos de muralla adheridos a la falda del monte. A comienzos del siglo XV era uno de los castillos más importantes de Aragón.

En el siglo XVI ó XVII se convirtió en el palacio de los Palafox y apenas se conservan restos del primitivo castillo.

Es uno de los castillos nombrados en el Cantar del Mío Cid, y también es mencionado en las crónicas de al-Udrí.

En estado ruinoso conserva sin embargo elementos suficientes que permiten vislumbrar un recinto defensivo amurallado. En su parte norte se conservan los restos de una gran torre circular, que protegía el flanco noreste. Así como innumerables restos de murallas, etc. También el pueblo se rodeaba de un recinto amurallado, de época musulmana califal, junto a una gran cava que lo delimitaba, por la cual pasaba el barranco. En estas murallas se abrieron puertas que comunicaban la villa con los caminos principales, como la llamada Puerta de la Villa, la de San Francisco o la del Hortal, estas dos últimas ya desaparecidas. Recientemente, el 22/5/2006, la DGA ha catalogado 523 castillos como BIC (Bienes de Interés Cultural), donde aparece la Torre de los Palafox de Ariza como monumento, mientras el castillo de los Palafox de Ariza aparece como zona arqueológica. Realmente ambos forman parte del mismo yacimiento y no sabemos la razón exacta por la cual aparecen en diferentes categorías. Seguramente porque la torre se corresponde con la de la iglesia parroquial de Santa María, en cuya parte inferior se pueden observar restos de aspilleras, que corresponden al cierre de la muralla por el lado sur. No obstante, conviene resaltar que el castillo no se llama de los Palafox, pues ya existía anteriormente, cuando fue considerado por los reyes de Aragón como el castillo más importante del Reino de Aragón.


Actualmente ha perdido su torre del Homenaje y en sus ruinas se han instalado diversas antenas de telecomunicaciones

Volver