Menu

El castillo de Ariza, ubicado en un lugar estratégico, frontera entre Aragón y Castilla, se alza sobre una elevada cresta de roca arenisca que domina la llanura y la población.

De planta muy irregular, y estructurada en varios recintos concéntricos, tenía una superficie de 5.000 metros cuadrados.

El castillo es de grandes dimensiones, pero su estado es muy ruinoso, y solo quedan algunos lienzos de muralla adheridos a la falda del monte. A comienzos del siglo XV era uno de los castillos más importantes de Aragón.

En el siglo XVI ó XVII se convirtió en el palacio de los Palafox y apenas se conservan restos del primitivo castillo.

Es uno de los castillos nombrados en el Cantar del Mío Cid, y también es mencionado en las crónicas de al-Udrí.

Actualmente ha perdido su torre del Homenaje y en sus ruinas se han instalado diversas antenas de telecomunicaciones

Volver